El cabello contiene un aceite natural llamado sebo en sus folículos que es esencial para mantenerlo saludable. El lavado frecuente, combinado con algunos de los productos químicos agresivos del champú, elimina los aceites naturales del cabello dejándolo en mal estado.

El problema es que, en la actualidad, muchos de nosotros, estamos convencidos de que nuestro ritual diario de champú es vital para mantener a raya la grasa y el aceite de nuestro cuero cabelludo y que sin este ritual nuestro cabello lucirá asqueroso. Las glándulas sebáceas del cabello se activan para liberar sebo extra cuando sienten que el cabello se está secando. El lavarlo en exceso, elimina el acondicionamiento natural del cabello y envía a las glándulas sebáceas señales de que es necesario reponer el sebo que se perdió con el lavado. Esto a menudo provoca una sobreproducción de sebo, lo que le da al cabello ese aspecto de “bola de grasa” que a su vez hace que la gente quiera lavarse con champú de nuevo creándose un círculo vicioso del que es difícil de salir.

98d631f479de8e799ba220e9f1b115bd

Es por ello que han surgido tendencias que reaccionan a este estilo de vida moderno. Estas tendencias se conocen en inglés como los métodos “no poo” o “co-washing”.

La teoría del método “No Poo” es la siguiente: al lavar el cabello con una alternativa suave al champú, como bicarbonato de sodio y vinagre de sidra de manzana o incluso solo agua, lograrás un cabello limpio sin el daño o la dependencia del champú diario. Entonces, en resumen, en lugar de permitir que los químicos en el champú estropeen tu cabello, elimina los químicos y deja de usar champú por completo.

Los expertos en “co-washing” recomiendan “lavar el cabello semanalmente o quincenalmente, especialmente si se es propenso a tener problemas en el cuero cabelludo. Si no se tiene ningún problema en el cuero cabelludo, es probable que se puedan alargar los días de lavado por más tiempo según estos especialistas”.

Y para ello avalan un tipo especial de pastillas de champú sólido natural que respetan el sebo natural de la fibra capilar y no la resecan.

Estas pastillas de jabón (o de champú en este caso) y el método del co-lavado han estado creando un gran revuelo dentro de la comunidad del cabello natural.

Lavarnos el cabello con un champú específico de co-lavado o una pastilla sólida de champú especial para co-lavado ayuda a eliminar toda la acumulación de residuos de nuestro cuero cabelludo. Una vez que nuestro cabello está limpio, la técnica del co-lavado crea un nuevo espacio para que la humedad ingrese de nuevo a nuestra fibra capilar con el fin de fortalecerla hasta nuestro próximo lavado.

Esto no es posible con los champús comerciales a base de sulfatos. Los sulfatos son esos elementos que se utilizan en el proceso de fabricación y que suelen crear el “sud” o capa extra de jabón que produce mucha espuma y nos da la sensación de que estamos limpiando eficazmente nuestro cabello. Sin embargo, los sulfatos son un elemento económico que ayuda a los fabricantes a crear más producto sin encarecer el precio final del champú.

Se ha comprobado que los sulfatos son nocivos para nuestro cabello, especialmente para la salud de nuestro cuero cabelludo dado que eliminan los aceites naturales también llamados “sebo” que produce nuestro cuero cabelludo de manera natural. Este sebo es necesario para nutrir nuestras nuevas fibras capilares con la humedad y la fuerza necesarias para que tengan una vida duradera.

SABONS ARTESANALS 1

 

Las americanas conocen la técnica del co-washing desde hace décadas y es por ello que utilizan pastillas naturales de champú sólido como las que preparamos en esta página para lavarse el cabello.

Puedes gastar mucho dinero en champús orgánicos o simplemente puedes hacer tus propias pastillas de champú”; opina esta bloguera americana.

https://simplelifemom.com/2014/07/23/video-tutorial-shampoo-soap-step-step/

Según esta bloguera, “La diferencia entre estas barras y otras recetas de barras de jabón es que están hechas con una serie de aceites más nutritivos y curativos para el cabello, además de ser elaboradas con un sobre engrasado alto que libera un gran número de aceites y un alto poder de hidratación durante el lavado”

Es una técnica muy similar a la que utilizamos para elaborar las pastillas de jabón facial, con lo cual también es posible usar estas pastillas de jabón a nivel corporal. Como decíamos, los niveles altos de sobre engrasado con los que están elaboradas liberan gran cantidad de ácidos grasos emolientes que son estupendos para la limpieza corporal y facial.

Es un hecho que uno puede lavarse con estas pastillas desde el cabello a los pies sin necesidad de utilizar más productos y de manera sostenible y totalmente ecológica pues el jabón natural es biodegradable y los aceites con los que está elaborado son riquísimos para el cuidado de todo el cuerpo, incluido el cuero cabelludo.

اطفال مضحكه 72

Aquellos que nunca hayáis usado este tipo de pastillas de champú para el lavado del cabello, debéis saber que no se sentirá como vuestro champú habitual cuando las uséis por primera vez.

Vuestro cabello está acostumbrado a ser despojado de sus aceites naturales y luego adobado con aceites sintéticos y siliconas, por lo general, no tan saludables. Por tanto, vuestro cabello tardará una o dos semanas en romper este ciclo. Una vez que lo haga, el cuero cabelludo producirá suficientes aceites para crear un brillo hermoso, sin que tenga esos problemas grasos como solía tener.

 

CÓMO USARLO:

1.-Utilizaremos la pastilla de champú como cualquier otra pastilla de jabón humedeciéndola y frotándola a lo largo de todo el cabello hasta obtener una espuma suave.

2 – A continuación, es importante enjuagar bien y aplicarse un pulverizador con vinagre de manzana natural por todo el cabello porque esto lo desenredará y contribuirá a dejarlo suelto y con mucho brillo cuando se seque.

3.-Si lo puedes secar al aire libre mucho mejor. Y si no es posible, déjatelo envuelto media hora con una toalla porque después bastará con un par de pases de secador para que esté seco. Con lo cual, te ahorras que la fibra capilar sufra en exceso con la temperatura del secador.

4.- Naturalmente, el resultado no es el mismo si tienes el cabello teñido. Como sabrás, los tintes estropean mucho la fibra capilar, aparte de lo tóxicos que son. Si puedes evitar teñirte el cabello lucirá mucho más sano.

Si tienes muchas canas, entonces puedes probar a teñirte con henna* o con un tinte semipermanente de los que se van con los lavados y que no contienen amoniaco ni otra clase de compuestos fijadores agresivos con la fibra capilar.

*Si no has probado nunca la henna no sabrás que además de aportar reflejos estupendos al cabello, consigue cubrir canas si se aplica conjuntamente con índigo (indigofera tinctoria) con un doble procedimiento que consiste, normalmente, en aplicar primero la henna, enjuagar, y después el índigo. Con este tinte de “Light mountain, colour the gray” lo que se consigue es agilizar el procedimiento con muy buenos resultados. Es totalmente natural y es el único tinte que conocemos que tras su aplicación deja el cabello mejor que estaba, más suelto y más sano. (Seguramente habrá otras marcas de tintes herbales naturales en el mercado que consigan lo mismo, pero no las conocemos, así que te agradeceremos si conoces alguna otra que nos lo indiques en los comentarios)

 

NUESTRA PROPUESTA PARA REEMPLAZAR EL CHAMPÚ CON AGENTES LIMPIADORES NATURALES

Primera opción: Elabora un champú de hierbas. Necesitarás alguna de estas hierbas en polvo:

  1. Mezcla todos los polvos en igual proporción en agua tibia y prepara una pasta semisólida (ni demasiado espesa ni demasiado líquida).
  2. Masajea el cabello y el cuero cabelludo con esta mezcla durante 3-4 minutos y déjala actuar durante 5 minutos (si el cabello es muy graso).
  3. Lava bien el cabello con agua y luego enjuaga con limón / vinagre.

 

Segunda opción: Elabora un champú a base de ingredientes naturales

Te proponemos que utilices elementos de la despensa como los pepinos, limones, miel, huevos, etc…

cucumberhairmaskrecipe8

Champú de pepino

2 pepinos

Jugo de 2 limones

Agua

Procedimiento:

Licua los pepinos y el jugo de limón en una licuadora con 1 ½ tazas de agua.

Lava el cabello como de costumbre con este champú de pepino.

Lava bien el cabello con agua y luego enjuague con limón / vinagre.

Nota: Asegúrate de usar un peine de dientes anchos para peinar tu cabello suave y lentamente para evitar que se rompa. Haz esto al final de la ducha para eliminar todos los restos de pepino.

321971 2200 732x549 1

Champú de huevo y limón

2 huevos

Jugo de 2 limones

1 cucharada de vinagre de sidra de manzana

Procedimiento:

Mezcla todos los ingredientes correctamente.

Lava el cabello con esta solución seguido de un lavado con limón / vinagre.

 

Champú de miel natural

Es la forma más sencilla de limpiar a fondo el cuero cabelludo y el cabello. Para hacer este champú, necesitaría 2 cucharadas de miel cruda, 4 cucharadas de agua. Mezclar y aplicar a fondo sobre el cuero cabelludo y el cabello. Enjuagar después de 10 minutos con agua.

 

Tercera opción: Champús vegetales o de glicerina.

Los champús a base de aceites vegetales y también los basados en bases (Melt &Pour) de glicerina son mucho más suaves con la fibra capilar.

jabones artesanales de glicerina 21660

Receta de champú vegetal sin sulfatos

Ingredientes:

15 g de perlas de jojoba

20 g de cera de carnauba

15 g de vinagre de sidra de manzana

10 g de jabón líquido de Castilla.

30 gotas de mezcla de aceites esenciales: 5 de canela, 5 de clavo, 5 de nuez moscada, 5 de jengibre, y 10 de naranja.

Instrucciones: Derretir la cera de carnauba al baño maría.

Una vez derretida dejar enfriar un poco y añadir vinagre de sidra de manzana, perlas de jojoba, aceites esenciales y jabón de Castilla. Revolver completamente.

Verter la mezcla en el molde de jabón de su elección. Dejaremos solidificar en el frigorífico.

image559319b5441e74 42496818

Barra de champú casera para cuero cabelludo sensible y con caspa:

“El aceite de babasú se usa con fines medicinales en América del Sur para tratar afecciones de la piel, heridas, inflamación e incluso problemas estomacales”. La exclusión de la lejía (utilizamos una base de glicerina) en este champú hace que esta receta sea menos irritante para quienes tienen afecciones en el cuero cabelludo.

Ingredientes:

30 g de jabón de glicerina suave

2 g de aceite de babasú o aceite de coco

15 gotas de aceite de argán

10 gotas de aceite esencial

Opcional: Una pizca de ortiga seca si nuestro problema es de caspa. Si nuestro cuero cabelludo es muy sensible es mejor que no le pongamos hierbas secas.

Instrucciones: Cortar la barra de jabón en tercios y derretirla al baño maría. A continuación, agregarle los aceites y, opcionalmente, las hierbas. Por último, retiraremos del fuego y agregaremos los aceites esenciales.

Este champú sólido de glicerina deberá madurar durante unas horas. Se endurecerá y se puede guardar en un recipiente en el baño. Podemos empezar a utilizarlo al día siguiente pues el jabón de glicerina no necesita un proceso de maduración como los jabones saponificados en frío.

 

NUESTRA PROPUESTA CO-WASHING

¡Elabora una pastilla sólida de champú natural saponificado en frío y olvídate de las historias!

Una barra o pastilla de champú sólido como ésta limpia a fondo el cuero cabelludo y el cabello sin dejar el cabello seco, rígido o despojado de su grasa natural. Estas pastillas de jabón natural están libres de sulfatos, siliconas o aceites minerales que desproveen el cabello de su “sebo” y su humedad natural dejándolo seco y sin brillo. Además, estas pastillas sólidas de champú duran hasta 60 lavados en muchos casos.

 

Barra DIY de champú para el cabello.

Muchas personas también usan su jabón de proceso en frío como barra de champú. Pero el cabello es diferente a la piel, por lo que es recomendable formularlas de manera diferente para que hagan suficiente espuma.

Lo primero y más importante es formularlas con un sobre engrasado alto (de entre 10 y 12%) para que liberen una gran cantidad de aceites durante el lavado y acondicionen mejor la fibra capilar.

El segundo requisito de una pastilla de champú es que contenga aceite de coco, que es el responsable de producir una mayor cantidad de espuma.

En tercer lugar, incluir aceite de ricino también contribuirá a una mejor experiencia de lavado.

También es interesante incluir una cucharadita de sal de 5 grs para endurecer nuestra pastilla de champú y una cucharadita de azúcar de 10 grs para potenciar su espuma. Ambas se agregarán con la lejía.

 

Ingredientes para un sobre engrasado del 10%

280 gramos de aceite de coco

280 gramos de aceite de palma

280 gramos de aceite de oliva

170 gramos de aceite de ricino

Una cucharada de arcilla *

Sal (5 gramos) y azúcar (10grs) que disolveremos en la lejía.

318 gramos de agua

136 gramos de sosa cáustica

Unos 30 gramos de aceites esenciales de nuestra elección.

shutterstock 51274093 275x300 1

 

La arcilla contribuye a arrastrar las siliconas y residuos químicos que el cabello puede acumular de lavados anteriores, además de proporcionar dureza y capacidad de hidratación.

Los aceites combinados de coco, palma, ricino y oliva proporcionan al champú una alta capacidad de emoliencia e hidratación.

 

PROCEDIMIENTO:

Previamente tomaremos las medidas de precaución necesarias (guantes, ventilación, cuchara de madera) para preparar la lejía que, como sabemos, consiste en mezclar la sosa cáustica con agua removiendo bien hasta que se disuelva. En este punto añadiremos la sal y el azúcar y dejaremos enfriar la reacción a temperatura ambiente.

Mientras tanto, derretiremos los aceites si es necesario (seguramente la grasa de palma y coco) y los mezclaremos. Los dejaremos enfriar a temperatura ambiente.

Cuando las temperaturas de la lejía y los aceites estén cerca (entre 30 y 40 grados), agregaremos lentamente la mezcla de agua y sosa (la lejía) a los aceites previamente calentados.

Usaremos una batidora de mano para comenzar a mezclar hasta que se logre el punto de “traza” o consistencia de natillas. En este momento dejaremos de batir y agregaremos los aceites esenciales.

Ya podemos verter la mezcla en un molde de jabón. Es conveniente cubrir el molde y abrigarlo para que la saponificación continúe.

Un par de días después ya estará seco y podremos desmoldarlo y cortarlo en barras que dejaremos curar durante un mínimo de mes y medio antes de empezar a utilizarlas.

NOTAS:

Los aceites esenciales tienen diferentes propiedades y podemos optar por incluir aquellos que abordan las preocupaciones de nuestro cabello. El romero, por ejemplo, es anticaída capilar sobre todo si el problema es debido a un exceso de grasa. El árbol de té es antinflamatorio y anticaspa, la menta también evita la caída y fortalece la fibra capilar. Y también es posible incluir una mezcla de varios aceites.

Debido al pH alcalino del jabón de proceso en frío, la mayoría de las personas usan un enjuague ligeramente ácido en el cabello después de usar la pastilla de champú porque ello contribuye a desenredar mejor el cabello y le aporta brillo. El vinagre de sidra de manzana ayuda a equilibrar el pH del cuero cabelludo y aumentar su brillo.

Es posible preparar un enjuague con:

Una taza de vinagre de manzana por 2 tazas de agua o el jugo de medio limón por dos tazas de agua.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *