A cierta edad, el uso de una crema de día con protector solar se convierte en una decisión importante si queremos evitar la hiperpigmentación y las manchas causadas por la luz solar en el rostro.

Esto es especialmente recomendable si ya tenemos manchas y por la noche utilizamos un sérum despigmentante con ácido glicólico, láctico o salicílico, vitamina B3, etc… Existen muchas versiones posibles dependiendo de nuestro tipo de piel. En estos casos, nuestra piel se adelgaza debido al uso de ácidos despigmentantes y el uso de una crema de día fotoprotectora para evitar nuevas manchas se convierte en una cuestión de supervivencia.

Cosmetics header TDMA 1 1

Para algunas personas que tienen la piel afectada por la dermatitis, el uso de una base de maquillaje diaria es algo que ni siquiera se considera. Es por ello que nos hemos marcado este reto de preparar una crema de color con protección solar totalmente natural que podamos utilizar a diario sin dañar nuestra piel.

Porque si nuestra crema color, además de protegernos de la radiación solar, también ofrece la posibilidad de cubrirnos las imperfecciones de la piel (lo que se conoce como BB cream en inglés), mejor que mejor, ¿verdad?

 

LOS PELIGROS DE LAS BASES DE MAQUILLAJE CONVENCIONALES

No sé si lo sabréis, pero el uso de una base convencional de maquillaje o de una crema de color de día tiene muchos peligros que afectan especialmente a las pieles más delicadas.

Hay muchos sitios web que nos proporcionan información detallada sobre el contenido de los productos cosméticos y de maquillaje disponibles en las tiendas. Para hacer esto, es necesario leer las etiquetas o el INCI de un producto, que es como se llama al contenido de la etiqueta.

Vida saludable:  https://www.ewg.org/apps/

Belleza:  https://play.google.com/store/apps/details?id=fr.officinea.cleanbeauty

En inglés, skin deep: https://www.ewg.org/skindeep/

 

A lo largo de esta entrada apreciaréis que hay una lista de ingredientes tóxicos en nuestros productos de maquillaje y cosmética que es conveniente evitar:

ACEITES MINERALES: Las parafinas y las vaselinas no son tóxicas per se, pero hay estudios que afirman que pueden generar alergias. Ayudan a mantener la piel hidratada, ya que, como todos los aceites, generan una barrera oclusiva que evita la pérdida de agua, pero no aportan nutrientes adicionales de ningún tipo, como sí hacen los aceites vegetales. Se recomienda evitar los productos que contienen estos aceites minerales derivados del petróleo.

Sinónimos de este ingrediente que podéis encontrar en las etiquetas: PARAFINA LÍQUIDA; VASELINA LÍQUIDA; ACEITE DE PARAFINA; ACEITES DE PARAFINA; PARAFINUM LIQUIDUM; ACEITE MINERAL DE ACEITE BLANCO; ACEITE DE PROLATUM; ACEITE MINERAL BLANCO, PETRÓLEO

SILICONAS: Son polímeros inorgánicos a base de silicio que logran una falsa apariencia de perfección. Algunos, aquellos que no son solubles en agua, se consideran más peligrosos. Por ejemplo, D4 y D5 son disruptores endocrinos, la ciclometicona es una mezcla de D4, D5 y D6. El cicloheptasiloxano es potencialmente bioacumulativo.

Los PEGs son siliconas más suaves, pero se hacen a través de un proceso llamado etoxilación. Este proceso en sí mismo es muy peligroso para los trabajadores que lo realizan (debido a la exposición al óxido de etileno), para el medio ambiente y, por supuesto, para las personas.

Diferentes siliconas que puedes encontrar en las etiquetas: PEG, Dimeticona, Ciclometicona, Vinilo Dimeticona Crosspolymer, Ciclotetra, penta o hexa-xiloxano, cetil dimeticona colpolyol y en general todo lo que termina en –ethicone y –oxano.

PARABENOS: Son conservantes derivados del aceite. Han sufrido un gran acoso mediático, y mucha gente les tiene miedo. La realidad es que existen muchos tipos de parabenos, algunos de los cuales son totalmente inofensivos y otros muy peligrosos. A continuación se muestra una lista de los más peligrosos:

ISOBUTILPARABENO, ISOPROPILPARABENO, PROPILPARABENO, BUTILPARABENO, BENCILPARABENO, ETILPARABENO, MEHYLPARABEN, PHENYLPARABEN

CONSERVANTES SINTÉTICOS: La metilisothianolinona, por ejemplo, es un conservante utilizado en cosméticos y maquillaje altamente alergénico y posiblemente tóxico. Otros nombres con los que encontrarás este ingrediente: 2-METIL-3 (2H) – ISOTHIAZOLONE; 2-METIL-2H-ISOTIAZOL-3-ONA; 2-METIL-3 (2H)-ISOTIAZOLONA; 2-METIL-4-ISOTIAZOLINA-3-ONA; 3 (2H) -ISOTIAZOLONA, 2-METIL-; 3 (2H) ISOTIAZOLONA, 2METIL; SOLUCIÓN DE METILCLOROISOTIAZOLINONA225METILASOTIAZOLINONA; 2-METIL-3 (2H)-ISOTIAZOLONA; 2-METIL-4-ISOTIAZOLINA-3-ONA.

Dietanolamina (DEA), monoetanolamina (MEA) y trietanolamina (ASD) son aditivos y conservantes que pueden causar disfunción hormonal. Pueden reaccionar con nitritos cosméticos y dar lugar a nitrosaminas, posibles carcinógenos.

ÁCIDO BÓRICO: Ácido inorgánico utilizado como conservante. Es un disruptor endocrino muy irritante. Otros nombres que encontrarás en las etiquetas: BORACIC ACID; ÁCIDO BÓRICO (HBO2) ; BOR TRIHIDRÓXIDO; ÁCIDO ORTOBÓRICO; TRIHIDRO-XIBORANO; BASILIT B; ÁCIDO BÓRACO; BOROFAX; BOR TRIHIDRÓXIDO; BORSAURE (ALEMÁN) ; DR. S 1 TERMINATOR DE PULGAS DF

CLORURO DE ALUMINIO: Proviene del aluminio y sus derivados, son bases e ingredientes activos de desodorantes y antitranspirantes que también son disruptores endocrinos. Las sales sintéticas de aluminio (a diferencia de las naturales) tienen más capacidad para cubrir las glándulas sudoríparas, provocar su inflamación y acumulación de residuos. Su toxicidad depende de la capacidad de penetrar en el cuerpo y varía dependiendo de la molécula. Otros nombres para este ingrediente: CLORURO DE ALUMINIO; TRITRICURA DE ALUMINIO; CLORURO DE ALUMINIO (ALCL3) ; TRITRICURA DE ALUMINIO; TRICLOROALUMINIO; TODOS· LUCINI (CLORUR DI) (ITALIANO); CLORURO DE ALUMINIO; CLORADO ALUMINIO (ALEMÁN) ; CLORURO DE ALUMINIO (1:3) ; TRITRICURA DE ALUMINIO; CLORURO DE ALUMINIO (FRANCÉS). A veces, estas moléculas pueden aparecer incluso en productos de maquillaje.

TOLUENO: Es una sustancia presente en esmaltes y eliminadores de esmalte de uñas, irrita los ojos, garganta, pulmones, puede causar fatiga, dolor de cabeza, náuseas, daño al feto, y si está contaminada con benceno (algo común) es cancerígena. Otros nombres de este ingrediente: BENCENO, METILO; BENCENO, METIL-; METIL-BENCENO; METILBENCENO; TOLUOL; ANTISAL 1A; BENCENO, METIL-; CP 25; METACIDA; METANO, FENIL-; METILBENCENO

HIDROQUINONA: Se utiliza como blanqueador de la piel y su contenido en cosmética es limitado debido a su toxicidad. La hidroquinona reduce la melanina en la piel al aumentar su exposición a los rayos del sol. También se utiliza en tintes para el cabello.

Otros nombres de este ingrediente: 1,4-BENZENEDIOL; 1,4-DIHIDROXIBENCENO; 1,4BENCENODIOL; 4-HIDROXIFENOL; P-DIOXIBENCENO; P-HIDROXIFENOL; 1,4-BENZENEDIOL; 1,4-DIHYDROXI-BENZEEN (HOLANDÉS) ; 1,4-DIHIDROXI-BENZOL (ALEMÁN) ; 1,4-DIHIDROXIBENCENO (CHECO) ; 1,4-DIHIDROXIBENCENO

FTALATOS: Fijadores y disolventes de fragancias que dan persistencia al olor de los cosméticos, ayudan a que la laca de uñas pase de líquido a esmalte y desnaturalizan el alcohol. Son sustancias que tienen efectos disruptivos hormonales, afectan al sistema reproductivo y están relacionadas con el cáncer, así como con problemas respiratorios y asma. Muchas veces no están indicados en la lista de ingredientes porque están incluidos en la fragancia o perfume, por lo que si queréis evitarlos por completo debeis evitar los productos que contengan perfume sintético. Nombres que encontrareis en las etiquetas: Dietary Phthalat; Ftalato de dimetilo; ÁCIDO 1,2-BENZENEDICARBOXÍLICO, ÉSTER DIETÉTICO; 1,2ÁCIDOBENCENO CARBOXÍLICO, ÉSTER DIETÍLICO; DEP; DIETIL 1,2-BENZENEDICARBOXIL; ÁCIDO DIETÉTICO 1,2-BENZENEDICARBOXÍLICO; DIETTILFTTALATO; ÁCIDO 1,2-BENZENEDICARBOXÍLICO, ÉSTER DIETÉTICO; ANONOZOL; DEP; DIETIL 1,2-BENZENEDICARBOXIL; DIETTIL O-FTALAT

NANOPARTÍCULAS: Son relativamente recientes, pero sin consenso de su efecto sobre el organismo. Su pequeño tamaño facilita su penetración incluso a nivel celular. No tienen un INCI o un nombre específico en las etiquetas porque es un concepto que define la estructura física de un ingrediente, y no el ingrediente. Sin embargo, desde 2014 es obligatorio identificarlos en las etiquetas de alguna manera, por lo que simplemente tendrás que comprobarlo. En la cosmética natural ecológica están prohibidos.

PERFUME: Las fragancias sintéticas son el ingrediente más común en los productos cosméticos. El nombre genérico “fragancia”, “perfume” o “aroma” puede referirse a más de 3.000 ingredientes. Bajo el mismo nombre podemos encontrar desde un aceite esencial (caso de la cosmética econatural) hasta ingredientes sospechosos de ser cancerígenos como los ftalatos o el tolueno que se utilizan como disolventes. La mayoría de los perfumes utilizados son alérgenos potenciales. Es difícil identificar en las etiquetas qué tipo de perfume hay en el producto. En general, si un producto lleva aceites esenciales en lugar de perfumes sintéticos, lo aclaran. Buscad productos que digan, por ejemplo, aceite de Lavandula Officinalis, que es el aceite esencial de lavanda.

COLORANTES: Son pigmentos que se identifican en la etiqueta por el acrónimo C.I. seguido de un número. Hay muchos tipos de compuestos de colorantes y el potencial de afectar la salud humana de cada uno de ellos es diferente. Algunos pueden causar alergias y dermatitis. Otros pueden contener metales pesados y ser altamente tóxicos.

Tened especial cuidado con los colorantes azoicos, fabricados directamente en el laboratorio a partir de sustancias altamente tóxicas llamadas aminas, ya que pueden disociarse en anilinas potencialmente cancerígenas. Los pigmentos azoicos terminan en -anilina o -anilid, o llevan el acrónimo HC o las palabras Acid, Pigment or Solvent.

Todos los colorantes se identifican con la misma nomenclatura, incluso los naturales o minerales. Para diferenciarlos, los colorantes minerales naturales comienzan su numeración por 408 o 75, pero estos, aunque de origen natural (provienen de óxidos y minerales) también pueden contener metales pesados. Es muy difícil diferenciar esto en un cosmético o maquillaje, pero se puede controlar si hacemos el maquillaje desde cero.

Todas las demás numeraciones corresponden a colorantes sintéticos. Algunos colorantes minerales también son problemáticos debido a su contenido en metales pesados como el cromo. INCI (de los más problemáticos): CI 10006, CI 10316, CI 11680, CI 11725, CI 11920, CI 12085, CI 12150, CI 12370, CI 12700, CI 15800, CI 15850, CI 15985, CI 16035, CI 16230, CI 16255, CI 17200, CI 18050, CI 18690, CI 18820, CI 19140, CI 20040, CI 20470, CI 26100, CI 27290, CI 40215, CI 45220, CI 50325, IC 60724, IC 60725, CI 61565, CI 61570, CI 61585, CI 74260, CI 77163, CI 77285, CI 77288.

PLOMO: El plomo es un mineral pesado neurotóxico para los seres humanos. La alerta surgió de unas informaciones que afirmaban que muchos lápices labiales contienen un alto porcentaje de plomo en sus recetas. Este ingrediente no aparece en la etiqueta e incluso la FDA (el regulador de medicamentos e ingredientes alimentarios de Estados Unidos) anunció públicamente que era una mentira, pero la realidad es que otras organizaciones también hicieron sus pruebas y los resultados fueron alarmantes. Por el momento no hay certezas claras, pero os recomendamos que siempre confiéis en las ONGs u organismos reguladores que no están relacionados políticamente, ya que tienden a ser menos corruptos.

 

NUESTRA CREMA DE COLOR CON FOTOPROTECCIÓN MINERAL NATURAL Y SIN CONSERVANTES

En primer lugar, para convertirla en fotoprotectora, hemos incluido en nuestra receta un fotoprotector mineral como el óxido de zinc unido a un fotoprotector biológico como el oleomacerado de urucum.

Además, aunque no tenemos nada en contra de los pigmentos derivados de óxidos minerales, dado que no son absorbidos por nuestra piel; sabéis lo mucho que nos gusta utilizar ingredientes naturales que aporten propiedades a nuestro producto, siempre que sea posible. Es por eso que hemos formulado esta crema color sin pigmentos utilizando en su lugar el efecto de teñido de la piel del urucum en polvo, que, además, como decíamos es un fotoprotector biológico.

La crema que se ve más amarilla en la foto es porque también lleva otro mineral fotoprotector (dióxido de titanio) combinado con óxido de zinc y oleomacerato de urucum. Sin embargo, después de untar la crema, el urucum, que no es un pigmento, sino un tinte, se absorbe y se adapta al color de nuestra piel. Así que no os dejéis influir por el fuerte tono naranja de la crema. Es por eso que también hemos agregado dióxido de titanio a esta base. El dióxido de titanio tiene una mayor capacidad de cobertura (opacidad) que el óxido de zinc y la combinación de ambos oculta mejor las imperfecciones de la piel.

Y por último, hemos incluido la tierra de las diatomeas como ingrediente estrella. ¿Por qué añadimos tierra de diatomeas?  Por un lado, porque la tierra de diatomeas es muy absorbente y con esto conseguimos mejorar la textura aceitosa de nuestra crema para que tenga un efecto menos graso al aplicarla ya que es una crema sin fase acuosa que es lo que nos permite no utilizar conservantes para hacerla.

Por otro lado, hemos incluido la tierra de diatomeas porque contiene un alto porcentaje de sílice que es un componente muy interesante para el cuidado de la piel y se suele añadir en la mayoría de los productos de maquillaje. Sin embargo, la tierra de las diatomeas contiene naturalmente silicio. Se trata, por tanto, de un aporte de silicio orgánico a nuestra piel, que no es lo mismo que el silicio mineral que es tóxico y cuya inhalación es peligrosa.

*Como con tantas otras cosas, queremos destacar en nuestro blog la gran diferencia que existe entre los elementos orgánicos o biodisponibles y los sintetizados en el laboratorio. Si recordáis nuestra entrada sobre la piedra de aluminio natural o las pastas dentales con flúor biodisponible de origen natural. Sin embargo, tampoco queremos afirmar que todos los elementos y productos de origen sintético presenten los mismos problemas de toxicidad. Será necesario informar en todo momento de los elementos sintéticos que no son biodisponibles y que causan problemas de salud. Y por esta razón hay blogs y entradas como esta.

El silicio es un oligoelemento presente en nuestro organismo, que interviene en el desarrollo y formación de nuestros tejidos, como músculos, articulaciones, piel, cabello y uñas, ya que es parte fundamental en la formación de fibras de colágeno y elastina.

Aplicado externamente, tiene propiedades de firmeza, regeneración y antiarrugas (mejora los síntomas de flaccidez), fortalece las uñas y el cabello. Ayuda a mejorar la hidratación de la piel y la formación natural de colágeno y, por lo tanto, se encuentra con frecuencia en la formulación de cremas reafirmantes y antiarrugas y productos para pieles sensibles, ya que previene la irritación de la piel. Además, por lo tanto, se utiliza en cremas para después del afeitado y para después del sol …

 

Phonto 1

 

 

LAS TRES VERSIONES

Previamente, tendremos que preparar el oleomacerado de urucum como se explica en nuestra entrada de “La paradoja del sol”.

Este oleomacerado de urucum se añadirá a nuestra receta de crema color de día. Y para ello hemos preparado tres versiones de la misma “crema color” con la intención de adaptarla mejor al tono de nuestra piel.

 

VERSIÓN PARA PIEL CLARA con 15 gramos de urucum macerado

Ingredientes para un envase de unos 100 grs:

45 g. de manteca de karité

25 gr. de aceite de sésamo o aceite de almendras

15 gr. de oleomacerado de urucum

10 gr. de óxido de zinc “no nano”

5 gramos de tierra de diatomeas

5 gotas de vitamina E

Recordad que es importante comprar a vuestro proveedor de materias primas cosméticas los fotoprotectores minerales de óxido de zinc y dióxido de titanio sin nanopartículas que luego puedan ser absorbidas por la piel. Esto garantiza la seguridad del producto final. Si encontráis que tienen una textura gruesa y por lo tanto son más difíciles de disolver e integrar en vuestras preparaciones, es normal, es porque no contienen nanopartículas. Es lo que buscamos, y lo que podéis hacer para facilitar su integración en el producto es molerlos bien con un molinillo cosmético como éste.

 

20211018 165024 1

 

 

Esta crema para pieles claras, aunque tiene un aspecto visual muy claro, queda genial cuando se aplica porque el urucum se absorbe y se adapta al tono de nuestra piel ocultando imperfecciones sin que parezca que llevemos ningún tipo de maquillaje. Como hemos explicado antes, el urucum no es un pigmento, sino un tinte vegetal, por lo que el hecho de que la crema tenga una apariencia clara no es indicativo de cómo se ve más adelante en la piel.

 

20211020 141758 1

 

 

VERSIÓN PARA PIELES MEDITERRÁNEAS

Ingredientes para un envase de unos 100 grs:

45 g. de manteca de karité

10 gr. de aceite de sésamo o de aceite de almendras

25 gr. de oleomacerado de urucum

10 gr. de óxido de zinc

5 gramos de dióxido de titanio

5 gramos de tierra de diatomeas de grado cosmético

5 gotas de vitamina E

 

En esta versión hemos añadido dióxido de titanio para dar a nuestra base una mayor opacidad. Sin embargo, como explicábamos antes, al no llevar pigmentos en forma de óxido mineral, el resultado también es muy natural porque el urucum se absorbe y, finalmente, solo se aprecia el efecto de ocultar imperfecciones e igualar el tono de la piel, aparte de, sin duda, el efecto fotoprotector solar.

 

20211020 141746 1

 

PROCEDIMIENTO: En ambas recetas, la manteca de karité se pesa y se derrite al baño maría. Bajaremos a fuego mínimo para mantener la calidad de los ingredientes. Luego añadimos el resto de aceites mezclando todo muy bien con la varilla.

Seguimos añadiendo el oleomacerado de urucum, el óxido de zinc, la tierra de diatomeas y el dióxido de titanio, si procede, mezclando muy bien con una mini-batidora para que todo se integre bien. Es hora de agregar la vitamina E y envasar.

 

VERSIÓN PARA PIEL OSCURA con pigmentos óxidos minerales

Para las personas que quieran probar con una crema color con mayor opacidad a la hora de disimular las imperfecciones de la cara, pueden probar con esta receta con óxido marrón y rosa combinados en una cucharilla TAD de 0’2 grs.

Ingredientes para un envase contenedor de unos 100 grs:

45 g. de manteca de karité

25 gr. de aceite de sésamo o de almendras

10 g. de oleomacerado de urucum

10 g. de óxido de zinc

Opcional, 5 gramos de dióxido de titanio “no nano”

5 gramos de tierra de diatomeas

0’2 gramos de pigmentos (la mitad de una cucharilla de café)

5 gotas de vitamina E

 

20211020 161834 1

 

A la receta anterior, si quisiéramos dotarla de mayor capacidad de cubrimiento para igualar el tono de la piel, le añadiríamos los 5 gramos de dióxido de titanio.

 

20211020 141753 2

 

MODUS OPERANDI:

Se trataría del mismo procedimiento que en los dos casos anteriores. Empezaríamos pesando todos los ingredientes y derritiendo la manteca de karité al baño María y a fuego bajo para conservar su integridad y sus propiedades.

A continuación, le añadiríamos, por este orden, el aceite, el oleomacerado de urucum, el óxido de zinc y el dióxido de titanio sin dejar de remover.

Finalmente, apartaríamos del fuego y añadiríamos la combinación de pigmentos sin dejar de remover para que se integren bien. Después de que la mezcla se haya enfriado un poco añadiríamos la vitamina E, que es termosensible.

 

20211020 121421 1

 

La gran ventaja de estas “cremas de color” es que están formuladas sin agua para que se mantengan durante meses en perfecto estado. Además, formuladas con óxido de zinc y aceites protectores son muy suaves para la piel y se pueden utilizar a diario sin problemas.

Incluso las pieles más sensibles. Por ejemplo, yo utilizo la crema de color a diario en la primera versión para pieles claritas, y no solo es muy natural, sino que además no produce ningún tipo de contraindicaciones.

 

Recorte makeup

 

Esperamos que este artículo os ayude a tomar decisiones como consumidores con mayor conciencia.

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.