Nuestro estado de ánimo y de salud se refleja no sólo en nuestra piel, sino también en nuestra actitud ante la vida y ante los demás. Por eso, cuando hablamos de belleza, no hablamos desde un punto de vista superficial o estético, sino como una actitud ante la vida.

PSX 20190512 171204

El secreto de la belleza duradera no está fuera de nosotros, sino que emana de lo más profundo de nuestro cuerpo y de nuestra mente. Para el Ayurveda, la belleza es la proyección de cómo nos encontramos internamente, tanto física, mental, como emocionalmente. Y no es, desde luego, consumir montones de productos que nos aseguran que van a hacer milagros en nuestro cuerpo y en nuestra piel, cuando, lo cierto, es que ese ingrediente “mágico” no existe embotellado.

Todos los productos de belleza ayurvédica que se aplican en la piel son totalmente naturales. En su gran mayoría, se hacen con ingredientes que podemos encontrar fácilmente en cualquier cocina, y los que son algo menos comunes, son igual de fáciles de encontrar. Si además somos capaces de introducir ciertas rutinas diarias de manera habitual, estos productos no solo proporcionan limpieza, hidratación y nutrición, sino que también calman y eliminan tensiones.

Los principios de limpiar, nutrir e hidratar se aplican al cuidado facial.

Según Melanie Sachs, autora de “Ayurvedic Beauty Care”, basta con una rutina de 5 minutos como ésta:

1.- Nos lavamos bien la cara con agua tibia. “Las células muertas de la piel absorberán el agua como pequeñas esponjas y se hincharán, lo que las vuelve fáciles de eliminar”, dice.

Normalmente, la cosmética ayurvédica recomienda utilizar pasta de harina de garbanzos o de avena con agua para lavar el rostro. Sin duda, mal no nos irán, pero si como muchos Occidentales estáis acostumbradas al uso del jabón de toda la vida, procurad que sea un jabón neutro, de glicerina, o saponificado en frío, como los de la casa Cattier (que dejan la piel como el culito de un bebé), o los que os enseñamos a hacer en este blog, para evitar que vuestra piel se reseque en exceso pues los jabones son muy alcalinizantes en general.

Si, previamente, necesitáis desmaquillaros, utilizad un agua micelar suave y natural o, mejor aún, un aceite vegetal que os guste, como hacía Sara Montiel, que se desmaquillaba con aceite de oliva de toda la vida.

 

cattier savon doux surgras karite 150g

 

2.- Colocamos un poco de agua corriente o agua de rosas en un atomizador y nos rociamos la cara unas cuantas veces para humedecer nuestra piel.

3.- Mientras nuestra cara esté todavía mojada, aplicaremos una fina capa de aceite de jojoba para sellar la humedad. Según Sachs, el aceite de jojoba es el más parecido a la grasa de la piel, por lo que es muy poco probable que cause irritación.

Suele pensarse que el aceite no hidrata lo suficiente y por eso es mejor utilizar cremas (que también está muy bien si son naturales o elaboradas por vosotros mismos) pero no es exactamente así. El aceite humecta, no hidrata, y es por ello que en el paso previo se utiliza un hidrolato antes de aplicar el aceite y entonces tenemos la mezcla perfecta! …

Estas hierbas y aceites vegetales que se utilizan en la elaboración de cremas, mascarillas y otros rituales de belleza ayurvédicos constituyen alimentos perfectos para la piel. Pero la belleza para el Ayurveda va más allá de la piel, tiene que ver con la armonía, el equilibrio entre cuerpo, mente y espíritu y propone unas rutinas diarias para conseguirlo a través de la limpieza y nutrición interna, el uso de las especias, alimentos y aceites favorables para cada tipo de piel, el descanso, la desintoxicación, el yoga y la meditación.

Es importante recordar que la piel es el órgano más extenso del cuerpo, que consta de siete capas celulares y, además, cada una de estas siete capas está directamente relacionada con uno de los siete dhatus (tejidos corporales). En su conjunto, son la vía principal para desintoxicar el cuerpo de manera tópica. Según el Ayurveda, la piel es un importante canal de secreción (eliminación de toxinas) y de absorción de nutrientes, regula la temperatura corporal y produce un montón de hormonas endocrinas. Es la primera línea de defensa contra los ataques externos y refleja todo lo que sucede dentro de nosotros.

Todo lo que ponemos en nuestra piel va directo al torrente sanguíneo, distribuyéndose por todo nuestro cuerpo. Por este motivo Ayurveda nos dice “no pongas nada en tu piel que no puedas poner en tu boca”.

Podemos decir, entonces, que el estado de nuestra piel nos habla de nuestro estado de salud y el de nuestras emociones. Su cuidado no solo nos aporta belleza, sino que es fundamental en nuestra salud, de la misma manera que debemos cuidarnos por dentro, tanto física como mentalmente, para ser capaces de irradiar todo nuestro bienestar interior. En definitiva, debemos cuidarnos por dentro y por fuera porque son partes de un todo.

El secreto de la belleza absoluta es vivir en armonía con nuestro diseño natural y nuestra constitución base, sea una constitución Vata, Pitta, o Kapha:

Las pieles desnutridas y secas (pieles con predominio de Vata) necesitan más tierra, agua y fuego (más influencia de Kapha y Pitta).

Las pieles sensibles y con tendencia a las rojeces y dermatitis (pieles con predominio de Pitta) necesitan más espacio, aire y tierra (más influencia de Vata y Kapha).

Las pieles grasas (pieles con predominio de Kapha) necesitan más fuego, aire y espacio (más influencia de Vata y Pitta).

NUTRIR E HIDRATAR LA PIEL SEGÚN NUESTRA CONSTITUCIÓN

Prepararemos un aceite corporal mezclando dos cucharadas de aceite de almendra con 10 gotas de un aceite esencial indicado a nuestro tipo de piel:

Para nutrir e hidratar las pieles secas “vata”, usaremos naranja dulce o geranio.

Para nutrir e hidratar las pieles sensibles “pitta”, usaremos jazmín o sándalo.

Para nutrir e hidratar las pieles grasas “kapha”, usaremos lavanda o bergamota.

La belleza es el equilibrio perfecto de los cinco elementos que constituyen a cada persona.

ayurveda vector illustration ayurveda elements vata pitta kapha doshas blue orange green colors ayurvedic body types 66509014 1

La manera de alcanzar este equilibrio es averiguando cuál es nuestra constitución base y seguir unos hábitos de vida que nos permitan mantenernos en equilibrio. Esto lo conseguimos a través de la potencia de los sabores: dulce, ácido, salado, amargo y astringente, dado que cada uno de ellos también surge de la combinación de los cinco elementos y eso hará que nuestros propios elementos se vayan hidratando, nutriendo, limpiando o simplemente reequilibrando. Usaremos unos u otros, según lo que necesitemos, tanto externa como internamente.

Los expertos en belleza ayurvédica coinciden: para cultivar una piel radiante y una sensación de equilibrio interior hay que diseñar una rutina diaria con algunas actividades que fomenten la salud.

DIETA: En general, el ayurveda recomienda una dieta saludable e integral (principalmente vegetariana) para todas las constituciones. Los alimentos grasos, fritos, refinados y procesados, la sal, el azúcar, los mariscos y las carnes rojas pueden causar problemas en la piel, así que es mejor evitarlos.

EJERCICIO E HIGIENE DE SUEÑO: Los expertos ayurvédicos sugieren hacer ejercicio al menos cinco veces por semana hasta que transpiremos a lo largo de la columna vertebral y debajo de los brazos. El ejercicio promueve la transpiración (que libera toxinas del cuerpo), aumenta la circulación y calma la mente.

Cumplir con un horario regular de sueño reparador, yendo a cama a la misma hora todas las noches y levantándonos a la misma hora todos los días pues como explica el Dr. Mehmet Oz en su libro: “You: Being Beautiful”: “El sueño y el ejercicio estimulan la hormona del crecimiento, que promueve una mayor producción de colágeno y elastina para mantener la piel tensa”.

PRACTICAR YOGA PARA TENER UNA PIEL RADIANTE: Incorporar una práctica equilibrada de yoga en nuestra rutina diaria (si aún no lo hemos hecho) mejora la circulación linfática y sanguínea, tonifica los músculos y nos ayuda a conectar con nuestra respiración, tres acciones que mejoran nuestra belleza a niveles sutiles, pero importantes.

Las recomendaciones, según el Centro ayurvédico del Dr. Deepak Chopra, pasan además por beber mucha agua y elaborar nuestra propia cosmética para hidratar la piel:

“-Conoce tu tipo de piel.

-Vigila lo que comes. Si tu organismo metaboliza correctamente los alimentos elevarás tu energía, evitarás enfermedades, tendrás más claridad mental y tu piel se verá más sana.

-Disfruta de un sueño reparador. Cena ligero, medita antes de dormir y acuéstate más temprano para levantarte con una energía renovada y una piel resplandeciente.

-Medita para combatir el estrés. La meditación es una de las mejores prácticas para reducir la ansiedad y la tensión del día, notarás como recuperas el brillo en la mirada y en el rostro. Dedica algunos minutos al día a respirar consciente y profundamente. Además de calmar el sistema nervioso mejorarás la oxigenación de la piel y ayudarás a que se purifique.

-Bebe mucha agua e hidrata tu piel. Ya lo sabemos, pero a veces se nos olvida que nuestro cuerpo está compuesto de un 60-70% de agua, así que hay que beber abundantemente para ayudar a las funciones normales del organismo (como son la eliminación de toxinas) y para devolverle su buen aspecto.

-Elabora tu propia cosmética para hidratar tu piel. Elige un aceite vegetal adaptado a tu piel (sésamo para pieles secas o almendra para pieles grasas y normales) y date un masaje por todo el cuerpo sin olvidar la cabeza, cuello, frente, vientre y plantas de los pies. Tu piel recuperará elasticidad, calmarás el sistema nervioso y lubricarás las articulaciones”.

portada aceites esenciales t

Y es que es importante llevar un estilo de vida saludable (que incluye dieta y actividades), acorde a nuestra constitución, pero también es importante prestar atención a la calidad de todo aquello que consumimos, no solo por vía oral sino también por vía tópica. En el Ayurveda hay un dicho que dice: “No pongas en tu piel nada que no pondrías en tu boca”.

Nada mejor que la cosmética hecha por uno mism@ para evitar introducir tóxicos en nuestro organismo y para recuperar el brillo natural de nuestra piel. Las materias primas con las que vamos a hacer nuestras recetas son importantísimas. A priori parece muy complicado, pero, en realidad, los productos de belleza ayurvédica son muy básicos y sencillos de hacer y, al poco tiempo de empezar a usarlos, se empieza a notar cómo se va enriqueciendo nuestra piel.

Hoy en día es complicado elegir nuestros productos cosméticos dado que hay un sinfín de posibilidades y, además, cada vez es más habitual encontrarse con etiquetas que nos dicen que están hechos con productos naturales de producción ecológica. Es lo que en el artículo sobre “el movimiento de la cosmética natural” hemos dado en llamar “greenwashing”, que es una estrategia para vender más y mejor pues los consumidores estamos cada vez más escamados con la cantidad de productos químicos que nos rodean y que se incluyen en nuestros champús, geles de ducha y demás cosméticos y productos de higiene.

En el momento en que te preguntes qué crema comprar párate a pensar si entiendes y sabes los componentes que lleva en qué consisten y si son componentes que podrías ingerir sin intoxicarte.

Por eso, realizar tu propia cosmética, en muchos casos con aceites e ingredientes de la despensa, hará que le ahorres a tu piel y al medio ambiente un montón de químicos tóxicos.

Esperamos que estas recomendaciones os sirvan de inspiración y os ayuden a entender que el camino para brillar con todo nuestro esplendor es mucho más sencillo de lo que pensamos. 

 

bigstock mortar of healing herbs bottl 277112125

Queremos en este artículo destacar la importancia de algunas rutinas de belleza y cuidado de la piel que, normalmente, no es conveniente que realicemos a diario, pero que tienen una importancia decisiva en el cuidado y regeneración de nuestra piel a largo plazo.

En nuestra entrada “Alimentar nuestra piel por dentro y por fuera” hablábamos de las rutinas de belleza para mantener nuestra piel cuidada y tonificada.

Así, expresábamos la importancia de usar mascarillas faciales y exfoliantes una vez por semana para limpiar la piel de las células muertas y regenerarla.

La exfoliación facial, y, a ser posible, corporal, con azúcar en grano y aceite, es muy interesante a la hora de regenerar nuestra piel y uniformizar el tono.

A mí me gusta también mucho la exfoliación corporal con sal marina pues me deja la piel muy hidratada y la sal marina le aporta minerales y oligoelementos. Sin embargo, entiendo que la exfoliación con azúcar moreno es especialmente interesante para la piel de nuestro rostro dado que el azúcar contiene una proporción de ácido glicólico que exfolia químicamente la piel cuando se funde en la epidermis.

Bastará con una cucharada sopera de un aceite vegetal de vuestra elección por una cucharada de azúcar morena. Esta combinación os la podéis aplicar directamente masajeando bien y, a continuación, enjuagando con agua. Tras ello, estaría muy bien que os untarais algún suero o aceite vegetal adecuado a vuestro tipo de piel.

Si preferís preparar un recipiente con exfoliante para unas cuantas ocasiones, una proporción interesante sería la de utilizar tres partes de azúcar por una de aceite. A mucha gente también le gusta añadir una pequeña cucharadita de miel para potenciar el efecto regenerador de esta combinación.

20210618 133507

 

Y siempre, tras una buena exfoliación corporal, es muy conveniente un masaje con aceites.

El aceite de argán es anti-edad y es perfecto para todos los tipos de piel, pero podemos variar los placeres con aceite de cáñamo (evita el prurito y las rojeces) o aceite de hueso de albaricoque (tonificante), aceite de rosa mosqueta (regenerador), aceites de borraja, macadamia o aguacate (muy hidratantes), o de jojoba, y, tal vez avellanas, si tenemos la piel grasa.

En cualquier caso, y como siempre decimos, es más importante masajearse con un aceite de oliva culinario si no disponemos de otra cosa, que utilizar un hidratante corporal sintético.

 

aceite canola 1

Según el Charaka Samhita, el masaje con aceites apacigua los doshas, mejora la tez y el brillo de la piel, tonifica los músculos y actúa como hidratante natural. Por estas razones, explica, el masaje corporal ayurvédico es “uno de los medios más eficaces para retardar el proceso de envejecimiento de la piel…. Purifica, nutre y tonifica el cuerpo a un nivel celular profundo”.

Unos pequeños ajustes graduales en nuestra vida diaria y dedicar más tiempo a cuidar de nosotras mismas, pueden hacernos más felices y saludables y, aumentarán, por lo tanto, nuestra belleza mejorando la manera en que nos vemos a nosotr@s mism@s.

 

 

2 respuestas

    1. Sin duda. Piensa que cada piel es diferente. A lo mejor para una piel muy seca o sensible, el uso diario de jabones saponificados en frío es excesivo porque son alcalinizantes, pero, seguramente, a una piel grasa o mixta le irán estupendamente. Si tu piel es muy sensible puedes probar a usar estas harinas que recomienda el ayurveda o usar sólo agua y aceite. En cualquier caso, a nivel corporal son fantásticos y dejan la piel muy suave.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *